El Patriarca Caldeo pide al Papa que vaya a Irak

Papa Francisco Composición de Aciprensa
|

Papa Francisco
Composición de Aciprensa
El patriarca caldeo de Bagdad, monseñor Louis Sako, pidió hoy al Papa Francisco que viaje a Irak para estar «cerca» de la comunidad cristiana y dijo que el Pontífice no debe sentir temor ante los ataques del Estado Islámico. (ANSA) «El ha dicho, no yo, que está listo para ir donde hay necesidad», afirmó Sako a ANSA, al margen del encuentro de la comunidad de San Egidio en Amberes, Bélgica. Y agregó: «y yo digo que tenemos necesidad de su presencia, de su visita. No debe tener miedo, nosotros estamos allí, entonces su vida es como nuestra vida. Es nuestro padre y un padre no solo piensa y dice palabras para dar aliento a sus hijos, sino que está cerca. La cercanía, la presencia es otra cosa», apuntó. A su regreso de su reciente viaje a Corea del Sur, Francisco dijo a periodistas en el avión papal que estaba disponible para viajar a Irak. El Estado Islámico (EI, ex Isis) realiza ataques periódicos contra la minoría cristiana en el norte de Irak. El jefe de la Iglesia caldea afirmó que para la protección de los cristianos en Irak contra la violencia del ex ISIS «se necesita una intervención militar internacional, antes que nada». «El gobierno central es incapaz. Ahora no controla la mitad del país. Controla Bagdad y el sur, pero y el resto? No tiene más Mosul, Ramadi, Tikrit, el Kurdistán. Es débil, no hay un ejército profesional, hay tantas milicias, todo es sectario», afirmó el líder religioso. Sobre la situación de los kurdos, Sako contó que cuando se reunió con el presidente de la región autónoma del Kurdistán «dijo ‘nosotros no tenemos armas’, por eso ahora piden ser armados». El pastor caldeo calificó al ex ISIS como «un Estado muy fuerte, bien preparado. Tienen armas sofisticadas, no podemos solos. Pienso que se necesita un acuerdo internacional y todos juntos terminar con esta gente, pero más aún con esta cultura». Sobre la violencia en curso en Irak, el patriarca apuntó a las «responsabilidad moral e histórica sobre todo de parte de Estados Unidos, porque son están ellos en el origen de esta anarquía». En alusión a la invasión de 2003, agregó que «cambian un régimen, un dictador, pero dónde está la democracia, la libertad? No se puede con un acto quitar una persona, detrás de esa persona hay un tiempo, una historia, una cultura. Por lo cual se debería reeducar a la gente sobre cómo vivir juntos». Sarko, no obstante el panorama, aseguró que «no tenemos miedo del (ex) ISIS. No, somos fuertes, porque para nosotros la fe no es una ideología, no es una especulación. Creer es amar, y esto es distinto». El patriarca volvió a denunciar tantos «apoyos» de los que gozan los jihadistas. «Tienen tanto dinero, tanto dinero. Y siempre nuevos milicianos, de dónde vienen? Hay una simpatía, que tal vez no está declarada, pero nosotros sabemos de parte de quien», aseguró. Sako opinó que «el mundo musulmán está viviendo una verdadera crisis», pues sostuvo que tras la huida de los cristianos de las zonas controladas por los jihadistas, éstos «irán a matar a sus hermanos».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles