El ‘Papa de la sonrisa’, muy cerca de los altares

|

263-JohnPaul-I_28-9c1Con la beatificación de Juan Pablo I, que según el Cardenal Bertone podría estar cerca, serían beatos o santos los cuatro últimos Papas fallecidos.

El exsecretario de Estado del VaticanoTarcisio Bertone ha afirmado que la causa de beatificación del Papa Juan Pablo I podría dar un paso importante en septiembre, durante una misa celebrada en la catedral de Belluno, cerca de la ciudad natal del Papa Luciani.

«Papa Luciani está bien encaminado hacia la beatificación. He sabido que la ‘postio’ (el documento que analiza a la persona y sus virtudes para declararlo venerable) está preparada para ser entregada en el mes de setiembre», ha afirmado Bertone.

De esta forma, el cardenal italiano ha asegurado que el documento completo que examina los datos recogidos en la fase probatoria será entregado junto a todas las actas a la Congregación para las Causas de los Santos en septiembre.

Sin embargo, el obispo Enrico Dal Covolo, rector de la Pontificia Universidad Lateranense y postulador de la causa para la beatificación del Papa Luciani, anunció el 2 de julio del año pasado, que entregaría oficialmente al cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos la positio relativa a Juan Pablo I el 17 de octubre.

Durante la homilía que pronunció por la fiesta de los santos Pedro y Pablo, padrones de Agordo, su pueblo natal, comentó que elegía esa fecha por el centenario del nacimiento de Albino Luciani.

En cualquier caso, de confirmarse el anuncio del cardenal Bertone, faltaría solamente el milagro que podría llevar a los altares a Juan Pablo I, quien ha tenido uno de los Pontificados más breves de la historia, sólo 33 días. En la primera fase de autentificación, el Papa autorizará, en su caso, la atribución del título de «venerable». El proceso proseguirá después en la verificación completa del milagro. Para la santificación hacen falta dos milagros. (EP)

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El ‘Papa de la sonrisa’, muy cerca de los altares
  1. sin entran en si este hombre era santo o no, que no lo se, digo que este canonizar hasta al apuntador de Papas postconciliares suena ya poco serio no?

    Desde luego si se juzgara por el resultado de la gestión pública de la iglesia no creo que sean modelos a imitar porque la han dejado como un solar. Ahora ya en su vida de santidad privada no entro… que quede claro. Pero lo veo poco serio, como darle a Zapatero ahora un premio a la excelencia en la presidencia del gobierno

  2. Evidentemente, el acortamiento de plazos en los procesos, el apresuramiento en -al parecer- querer situar a todos los obispos de Roma post Vaticano II, está devaluando la beatificación y canonización de los bienaventurados, curiosamente, salvo el proceso de santificación eclesial del Venerable Pío XII, que murió en olor de santidad. ¿Seguirán los judeo siniostas interfiriendo la obra de santificación de Dios en las almas?

  3. Hay que dejar atrás rémors preconciliares y empezar a canonizar en vida. ¿Por qué no empezar por Bergoglio?
    Luego, una vez que ya esté el nuevo procedimiento rodado, podemos proponer desde España al ministro opusino del Interior y a Francisco Vázquez; y también a Catela y a BAstante (digo, para quedar equidistantes y que los files no se quejen de preferencias ideológicas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles