Gobierno eclesial y gobierno civil se ven las caras en la Moncloa

|

BlazquezRajoy1El Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez  ha visitado al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El encuentro, que se enmarca dentro de las reuniones habituales que el Presidente del Gobierno acostumbra a tener con el Presidente de la CEE cada vez que se produce una renovación de cargos, ha durado 45 minutos y se ha desarrollado de manera muy satisfactoria para ambas partes, en un ambiente de cordialidad y con un diálogo cercano y fluido.

Blázquez ha agradecido a Rajoy la oportunidad de conversar sobre asuntos de las relaciones Iglesia-Estado. «Además, ha habido tiempo para hablar sobre algunos aspectos de la situación internacional y en particular de España, con realismo y profundidad», dice la nota que ha hecho pública la oficina de prensa de la Conferencia Episcopal, que continúa explicando la reunión:

En este sentido, el Presidente de la CEE ha mostrado su satisfacción por el correcto funcionamiento institucional que se ha manifestado en estos días pasados, con motivo de la proclamación del Rey Felipe VI, y ha destacado la gran madurez demostrada por la sociedad española para afrontar con serenidad y esperanza las dificultades sociales y económicas sufridas en estos años.

Por su parte, el Presidente del Gobierno ha agradecido la labor y ayuda que la Iglesia viene realizando en favor de los más necesitados, especialmente durante el tiempo en que la crisis les ha golpeado más duramente. Como ha expresado Mons. Blázquez, la Iglesia se siente satisfecha de poder contribuir eficazmente con la sociedad, cumpliendo su misión; y está dispuesta a seguir colaborando con las instituciones estatales, en el marco del mutuo reconocimiento de las respectivas misiones, en el servicio al bien común.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “Gobierno eclesial y gobierno civil se ven las caras en la Moncloa
  1. Felicidades por el site. Muy bueno, oportuno y bien elaborado aunque algunas notas – a veces – carecen de solidez informativa. Permitan, por favor, una pequeña crítica constructiva a esta nota. El titulo está fuera de lugar. La CEE no es un órgano de gobierno de la Iglesia, no manda en los prelados, que son soberanos en potestad en sus circunscripciones, estos se subordinan – en la caridad – directamente al Papa. Las CE son órganos de colaboración, coordinación y comunión, de ‘sinergia’ pastoral. Por tanto induce al error informativo decir que dos esferas de ‘gobierno’, una eclesial y otra civil, se han encontrado a dialogar. Reciban un fuerte abrazo y continúen con su labor.

  2. La forma de enfocar la noticia, el título, debiera ser equivocado pero, lamentablemente, es real.

    «Gobierno eclesial y gobierno civil se ven las caras en la Moncloa»

    El gobierno Civil gobierna jerárquicamente la Administración Central, es fruto de la elección parlamentaria y asume el poder de la soberanía nacional, a través de un Presidente que manda sobre los ministros, y nombra delegados territoriales, que son subordinados del presidente del gobierno.

    Pero la Conferencia Episcopal no es el Gobierno religioso, o mejor dicho no debiera serlo, aunque en muchos casos se creen que es y actuan como tal tus dirigentes, y lo que es más grave, obedecen como si lo fueran los obispos

    Las conferencias episcopales han sido asumidas por los fieles, pero más todavía por el clero, incluidas las jerarquías, todos infectados inconscientemente de categorías liberales y de un mal entendido democratismo, como una suerte de parlamentos en los que se encarna la «soberanía» de la Iglesia.

    De esta forma los obispos serían una especie de diputados de la asamblea y además con poderes de gobernador delegado (de una Conferencia episcopal soberana) en su diócesis.

    Y todos ellos dependientes del presidente de la conferencia episcopal, de forma análoga al funcionamiento del poder civil en el Sistema Liberal, su congreso, el presidente y los delegados del gobierno.

    Pues no señor. Cada obispo, sucesor directo de los apóstoles, es la máxima autoridad de su diócesis, sin que tenga que seguir ninguna consigna impuesta por la asamblea, y sólo está sometido a la Autoridad del Vicario de Cristo.

    Eso parece haber sido olvidado en la Conferencia Episcopal Española, órgano burocrático y en el mejor de los casos consultivo y coordinador, cuando, comprometiendo a la Iglesia de España, se arroga la representación de la misma, en muchas ocasiones sin ni siquiera el respaldo de una votación unánime de apoyo concreto.

    ¡Qué la Conferencia Episcopal se dedique a conseguir precio como central de compras, a ofrecer servicios a los obispados y parroquias, como las mancomunidades de municipios, etc… y que abandone la política servil al servicio de partidos liberales abortistas, comprometiendo grave y negativamente a la Iglesia y deje a los obispos, en comunión con el Papa, la labor pastoral y magisterial, respetando su soberanía diocesana!

    ¡Y que asuma que no es un parlamento y sus cargos no son presidentes de un gobierno ni miembros de la mesa del Congreso, ni diputados, con «soberanía nacional» sobre los católicos de toda España!

  3. Me gustaría saber de qué han hablado.

    Rajoy anuncia una bajada del IRPF. Los católicos tenemos la posibilidad de ayudar a la financiación de la Iglesia en la declaración del IRPF, así que ahora esa oportunidad se reduce.

    No nos olvidemos, que no paguemos (o paguemos menos) IRPF no quiere decir que no paguemos impuestos. El IVA es más del 20%. Las empresas pagan el 35% de sus beneficios que nos lo pasan en los precios. Además pagamos IBIs, etc. En todos esos impuestos no podemos canalizar nuestra contribución a la Iglesia, sólo en el IRPF. Así que ese cambio de sistema fiscal de Rajoy le quita una parte muy importante de la financiación a la Iglesia.

    ¿Se atrevieron a hablar de eso uno y otro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles