PUBLICIDAD

Meliá Hoteles cede al lobby homosexualista

|

20793Meliá Hotels ha decidido cancelar el seminario «Curar la homosexualidad» y ha prohibido a Richard Cohen alojarse en sus hoteles, cancelando las reservas que ya estaban realizadas. «Lamentamos la confusión. Respetamos por encima de todo a las personas, por ello cancelamos el evento cuando conocimos su contenido», es uno de los tuits que ha lanzado la cadena en las redes sociales tras la polémica surgida. MeliaTras tener conocimiento del mismo, el Área de Turismo LGBT de Colegas, organismo del lobby homosexual, publicó en el portal de peticiones Change.org una protesta dirigida al hotel en el que iba a tener lugar el seminario, con el título: «Hotel TRYP Chamartín: No celebren en sus instalaciones el seminario homófobo de Richard Cohen sobre curar la homosexualidad». Los organizadores del seminario buscan ahora un emplazamiento en Madrid, con capacidad para 50 personas, así como alojamiento para el conferenciante, Richard Cohen.

0 comentarios en “Meliá Hoteles cede al lobby homosexualista
  1. No estoy yo muy seguro si al lobbymariconeo le hace falta presionar ni mucho ni poco para conseguir unos fines. A estas alturas, desgraciadamente, el veneno mortal y rosa inoculado en la sociedad es tan potente, impetuoso y robusto que no me extrañaría nada que el Hotel Melía estuviera dirigido por un gay militante o similar especimen. Estos tíos del hostal -hay que bajarlos de categoría- están a la pela, y no son tonto. Saben que si las loc@s les montan un numerito propagandístico tipo «HOTAL MELÍA COLABORADOR DE LA HOMOFOBIA» a las puertas de sus negocios, las pérdidas pueden ser bestiales. Y me barrunto que al mandamás del Melía le importa este asunto una higa. Él lo que quiere son camas cubiertas, ya sea por heteros, homos, o mascotas domésticas.

    En Sevilla hace unos años estos hijos de la depravación y la concupiscencia lograron cerrar una cafetería céntrica donde iban los abuelitos a tomar café después de misa. El dueño tuvo la desafortunada idea de llamar la atención a dos loc@s que como dos puercos enamorados en una charca se magreaban puercamente. Le montaron una campaña tan feroz y bestia que consiguieron que el juez progresista de turno (probablemente otro loc@), condenase al pobre hostelero por homofobo y no respetar la libertad de movimiento. Eso, eso, al movimiento…

    Una vez le comenté a mi compadre Joselito: «Quillo hay que ver la cantidad de maricones que hay en estos tiempos». A lo que me contesto con cara de pillo: «Calla Calla, a más mujeres cabemos, compare».

    Conclusión: no hay mal que por bien no venga, que dicen que decía el tito Paco.

  2. Me leí el libro del homosexologo Richard Cohen hace unos meses. Cuenta un impresionante caso que le ocurrió un día en en su consulta:

    Un paciente entró agobiado a la consulta: ¡Doctor, doctor, tengo un problema, no sé si soy homosexual, y quería saber si me puede hacer usted un test!.
    Bueno, vamos a ver. El médico le agarra un testículo y le dice: diga noventa y nueve. Noventa y nueve. El médico le agarra el pené y le dice: diga noventa y nueve. Noventa y nueve. El médico le mete el dedo en el culo y le dice: diga noventa y nueve. Uno… dos… tres…

    ___

    Pd. Vale me callo…., era sólo para romper el mal rollo.

  3. Esta misma cadena de hoteles permitió en Sevilla un congreso de médicos abortistas, no les pusieron pegas. Las organizaciones pro vida convocaron una concentración en las puertas del hotel, pero tuvo que celebrarse más lejos porque la policía nacional no dejaba acercarse no fuera a ser que se molestaran los que no tienen escrúpulos en matar a niños en el vientre de sus madres.

  4. No seáis homófobos. Vosotros no sois nadie para decir quién se puede amar y quién no. Ni siquiera Dios puede decidir esas cosas. Los homosexuales no hacen daño a nadie. Dos hombres de la mano son inofensivos. No entiendo porque sois tan cerrados y conservadores. Los hombres con armas sí que hacen daño.

  5. Es ignorancia. Deberían escuchar a Richard Cohen y el cariño con qué habla de las personas con atracción homosexual. Un gran hombre, y muy libre.

  6. Lo dices como si la homosexualidad fuera una enfermedad. ¿Qué hay de malo en que dos personas se amen? ¿OS HACEN DAÑO? ¿OS ROBAN DINERO? ¿OS IMPIDEN VIVIR TRANQUILAMENTE? NO.

  7. El 90% de los que se declaran homosexuales han tenido relaciones de este tipo en su niñez y adolescencia bien con amigos o compañeros de su edad o bien con personas adultas o las dos cosas. A esas edades uno no tiene claro ni su nombre. La homosexualidad es casi siempre algo impuesto por las circusntancias, la cultura u otras muchas causas; pero no es algo natural y normal. Por lo tanto es necesario curar esa homosexualidad impuesta que ha producido en la persona problemas psicológicos.

  8. Desde luego hablan de la discrinación positiva o negativa. ¿Qué clase de «alto standing» nos demuestra una firma de prestigio, como era el grupo Sol Melia, dejando a un usuario como el Dr. Cohen en la calle, tras un desplazamiento tan largo, no sólo si alojo, sino también sin poder realizar su actividad diaria y parte de su sustento? ¿Acaso el descontento de las personas a favor de la vida, como Derecho a Vivir, que se manifestaron en la puerta durante el pasado 28 de octubre de 2010, celebrado en Sevilla, que se prestaron no a que se cancelara el evento, sino al pago de la cantidad que ofrecían los «abortitas», tampoco era una discriminación de clientes reales y clientes potenciales?
    Como dije anteriormente, si ya pensaba que esta firma iba en contra de mis intereses, ahora lo ratifica.

  9. Richard Cohen sabe de lo que habla, su libro tiene mucho sentido y su terapia muy lógica. Sobre la homosexualidad hay mucha confusión y no menos poder es el que tiene el lobby.

    No hay ninguna evidencia científica de que se nazca homosexual. Además la propia ideología de género dice que la orientación sexual se elige y se puede ir cambiando durante la vida. ¿Entonces en qué quedamos? ¿Es algo que no se puede evitar o es algo que se elige? Pues ni lo uno ni lo otro porque nadie en su sano juicio elige ser homosexual. Es un trastorno comportamental. Pero son pocos los que se quieren enfrentar a eso y mucha la presión para que se consideren «normales».

    Lo que más me revienta es que aquellos buenistas que no consienten que se diga que la práctica homosexual es un pecado, cuando se refieren a los homosexuales lo hacen con bromitas, risitas y ademanes. Y luego salen a defenderlos… Pero ojo, no se te ocurra suscitar la sospecha de su propia homosexualidad porque bufan… ¿Pues no era tan normal? ¿De qué te espantas y aclaras enseguida que tú no lo eres?

  10. Todo lo contrario, si actuaseis como individuos y no como un enjambre de abejas no habrìa loby gay, ni la ideologia homosexualista serìa tan dañina. A mi personalmente lo que hagas con tu culo me la refanfinfla, pero no olvides que estás en un blog católico, y yo como católico consciente estoy obligado a recordarte que la practica homosexualista está condenada con las penas del infierno de no existir arrepentimiento. Asì que si no quieres escuchar ciertas cosa te aconsejo leeas en otros medios, que por cierto, están petados de gays. No pretendas que todo el mundo piense igusl qu tu.

  11. Richard Cohen se confiesa homosexual y se ha corregido. Sabemos que se sufre mucho por eso no cuadra que sea algo elegido (¡si es que todo es pura contradicción!). Sin embargo dicen que es algo que se elige libremente. Se han hecho muchos estudios sobre el tema y se sabe que se han falsificado los resultados interesadamente. Es un trastorno del comportamiento del que el sujeto no es responsable, aunque ha podido llegar ahí por diversas causas. Pero nos tienen que convencer de que es absolutamente normal, que se da en la naturaleza no sabemos por qué caprichos. Y luego tienen que poner patas arriba todo el ordenamiento jurídico y la civilización entera para que se sientas cómodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles