«Que nadie instrumentalice el nombre de Dios para la violencia»

|

papa-francisco-jerusalen--644x362 A primera hora de la mañana el Santo Padre se desplazó a la Explanada de las Mezquitas, también conocida como el Monte del Templo. Se trata de una explanada artificial con forma trapezoidal que ocupa un sexto de la superficie de la Ciudad Vieja de Jerusalén. El área es relevante para las tres religiones monoteístas, es tres veces sagrada.

Para los judíos era el lugar donde Abraham tendría que haber sacrificado a Isaac, así como el del templo de Salomón. Para los musulmanes es la tercera etapa de peregrinación, después de la Meca y la Medina. Y para los cristianos, en cambio, es el lugar donde Cristo habló de la destrucción del Templo de Jerusalén. En esta explanada se encuentran dos de los templos más importantes del islam: la Mezquita de Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca.

El coche del Papa entró por la puerta al-Asbat y llegó hasta la entrada de la mezquita de la Cúpula de la Roca donde fue recibido por el Gran Mufti Muhammad Ahmad Husayn, suprema autoridad jurídico-religiosa de Jerusalén y del pueblo árabe musulmán en Palestina y por el director general del consejo del »Waqf» (Bienes religiosos islámicos). Después de una breve visita fue acompañado al edificio de Al-Kubbah Al-Nahawiyya, donde le esperaban los altos representantes de la comunidad islámica.

»Siguiendo las huellas de mis Predecesores -dijo el Papa- y, sobre todo, la luminosa estela dejada por el viaje de Pablo VI, hace ya cincuenta años ?el primer viaje de un Papa a Tierra Santa?, he tenido mucho interés en venir como peregrino a visitar los lugares que han visto la presencia terrena de Jesucristo. Pero mi peregrinación no sería completa -destacó- si no incluyese también el encuentro con las personas y comunidades que viven en esta Tierra, y por eso, me alegro de poder estar con ustedes, fieles musulmanes, queridos hermanos».

Francisco recordó la figura de Abraham ‘que vivió como peregrino en estas tierras’. »Musulmanes, cristianos y judíos reconocen a Abraham, si bien cada uno de manera diferente, como padre en la fe y un gran ejemplo a imitar. Él se hizo peregrino, dejando a su gente, su casa, para emprender la aventura espiritual a la que Dios lo llamaba».

El Papa continuó hablando de Abraham, el peregrino, al que describió como »una persona que se hace pobre, que se pone en camino, que persigue una meta grande apasionadamente, que vive de la esperanza de una promesa recibida» y aseguró que »ésa debería ser también nuestra actitud espiritual.

Nunca podemos considerarnos auto suficientes, dueños de nuestra vida; no podemos limitarnos a quedarnos encerrados, seguros de nuestras convicciones. Ante el misterio de Dios, todos somos pobres, sentimos que tenemos que estar siempre dispuestos a salir de nosotros mismos, dóciles a la llamada que Dios nos hace, abiertos al futuro que Él quiere construir para nosotros». ‘En nuestra peregrinación terrena no estamos solos -continuó-: nos encontramos con otros hermanos, a veces compartimos con ellos un tramo del camino, otras veces hacemos juntos una pausa reparadora.

»Así es el encuentro de hoy, -continuó- y lo vivo con particular gratitud: se trata de un agradable descanso juntos, que ha sido posible gracias a su hospitalidad, en esa peregrinación que es nuestra vida y la de nuestras comunidades. Vivimos una comunicación y un intercambio fraterno que pueden reponernos y darnos nuevas fuerzas para afrontar los retos comunes que se nos plantean.

De hecho, no podemos olvidar que la peregrinación de Abraham ha sido también una llamada a la justicia: Dios ha querido que sea testigo de su actuación e imitador suyo. También nosotros quisiéramos ser testigos de la acción de Dios en el mundo y por eso, precisamente en este encuentro, oímos resonar intensamente la llamada a ser agentes de paz y de justicia, a implorar en la oración estos dones y a aprender de lo alto la misericordia, la grandeza de ánimo, la compasión».

Antes de concluir, el Pontífice lanzó un llamamiento »a todas las personas y comunidades que se reconocen en Abraham: Respetémonos y amémonos los unos a los otros como hermanos y hermanas -dijo-. Aprendamos a comprender el dolor del otro. Que nadie instrumentalice el nombre de Dios para la violencia. Trabajemos juntos por la justicia y por la paz».

Finalizado su discurso, el Santo Padre se trasladó al Muro Occidental, conocido como el «Muro de las Lamentaciones».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
10 comentarios en “«Que nadie instrumentalice el nombre de Dios para la violencia»
  1. ¿Hermanos ?¿Los judíos que mataron a Cristo -Dios mismo- y no le reconocieron como Mesías son hijos de Dios, luego hermanos mios? ¿Los musulmanes que predican en su Corán matar al infiel, que incluye en lugar preferencial a aquellos que confesamos que Jesús es Dios, y no la blasfemia de considerarlo un profeta , un hombre más como hacen ellos? Bergoglio predica la fraternidad masónica , la fraternidad del Anticristo. Y los que le defienden y le aplauden las ocurrencias son sus colaboradores . Pobres.

  2. luis . henríquez
    26 mayo, 2014 a las 18:11
    En expresión muy del Concilio Vaticano II, en efecto las religiones no cristianas contienen “semina verbi” (semillas del Verbo). La Iglesia (católica) trata de acogerlas con respeto, poniendo en práctica la “libertad religiosa y de conciencia” proclama en los documentos del Vaticano II, y que siempre negó un obispo “integrista” , “preconciliar” y a la vez antifranquista como monseñor Antonio Pildain, titular de la Diócesis de Canarias durante varias décadas, mas sin duda un enamorado de Jesucristo y de su Iglesia, de vida muy austera, muy pobre, muy testimoniante del Evangelio.

    La plenitud de la Revelación es Cristo, segunda persona de la Santísima Trinidad, que sigue siendo la mejor comunidad, según reza el título de un libro del teólogo y filósofo brasileño Leonardo Boff.

    Empero, el que las otras religiones contengan “semillas del Verbo” es siempre una invitación al diálogo constructivo, al encuentro, a lo búsqueda de lo que une y no solo de lo que separa. En la perspectiva de la exhortación de san Pablo, “apóstol de los gentiles”, a las primeras comunidades cristianas, a toda la Iglesia universal: “Examínenlo todo, y quédense con lo bueno, con lo noble, con lo verdadero, con la loable, con lo plausible

  3. Y da mucho asquito ver como el francisquito se deja manosear por los enemigos de la Iglesia. Y que conste que me consta que francisquito no es católico. Un masón al servicio de la humanidaTTTTT. Un bicho malo malo malo, dispuesto a destruir lo que haga falta.

  4. LEONARDO BOFF ?? TEOLOGIA DE LA LIBERACIÓN ???
    El Papa Juan Pablo II solicitó de la Congregación para la Doctrina de la Fe dos estudios sobre la Teología de la Liberación, Libertatis Nuntius de 1984 y Libertatis Conscientia de 1986. En ellos se argumentaba básicamente que, a pesar del compromiso radical de la Iglesia con los pobres, la disposición de la teología de la liberación a aceptar postulados de origen marxista o de otras ideologías políticas no era compatible con la doctrina, especialmente en lo referente a que la redención sólo era posible alcanzarse con un compromiso político.
    ENTERATE luis . henríquez

  5. @olorapescadero, el que da mucho «asquito» (para usar tus frases tan femeninas) eres tu. Entre tu pseudónimo, tus comentarios hediondos y tu odio a la Iglesia, nos aburres a todos.
    Opinas como si fueras un gran doctor y eres un pobre pibe…. jajajja
    VIVA EL PAPA !!!!
    VIVA FRANCISCO I PAPA !!!!!
    VIVA LA IGLESIA CATOLICA APOSTOLICA ROMANA !!!!
    Vivaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa !!!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles