PUBLICIDAD

Lea la charla digital con José Miguel Serrano

|

Autor-GlosaImpertinenteEl profesor universitario y miembro de la Pontificia Academia para la Vida ha respondido a las preguntas de nuestros lectores. Nuria: Hola José Miguel, ¿Por qué se llama su blog «Glosa Impertinente»? Es una pequeña clave gomezdaviliana. Se trata de comentarios, fundamentalmente a visión o a la realidad a través de lecturas. Impertinente en cuanto se aspira a ser incómodo con el discurso dominante, cumpliendo la función terapeútica de la manifestación de nuestro asco. Perico. ¿Cómo debe llevar un profesor universitario católico la fe a las aulas sin violentar la libertad de sus alumnos? La inmensa mayoría de los alumnos generan un claro efecto rebote ante todo intento de adoctrinamiento por parte de los profesores. Por otra parte, muchos esperan una formación profesional de tipo filistea que les ayude a triunfar o como mínimo a un modo de vida. Precisamente la libertad exige un esfuerzo y una función del profesor puede ser abrir horizontes, sugerir posibilidades que permitan esa libertad. Pero hay que recordar que eso sólo se logra mediante una mano que transmite a otra y eso no suele lograrse en las aulas. Arturo: ¿Qué le parece la nueva Ley del Aborto? Sobre el Anteproyecto en unos días estará el informe del Comité de Bioética de España, allí expondré supongo buena parte de mi opinión. Con carácter general creo que cumple las condiciones “en la actual redacción y siempre que no abra nuevos supuestos” que exige la Evangelium Vitae para apoyar una ley mas restrictiva respecto a una situación legal mas amplia. Erika: Hola José Miguel, Un aborto es una decisión difícil para la mujer y no tiene que sentir la presión de la sociedad o de la ley  a la hora de elegir, lo que tiene que sentir es su apoyo decida lo que decida. ¿No cree que las mujeres – sobre todo las más jóvenes – se encuentran muy presionadas a la hora de decidir interrumpir el embarazo? Creo que la sociedad debería ayudar a las personas que no quieren matar a su feto a llevar adelante esa nueva vida y creo también que en estos momentos las mayores presiones se están registrando, por parte de instituciones, familiares, parejas o situación social en sentido contrario, es decir, para abortar. Erika. Me va a permitir otro comentario, El aborto no debe ser considerado por la sociedad como un fracaso ni como un motivo de trauma. Esto solo hace daño a las mujeres estigmatizándolas y discriminándolas. Además parece indicar que el opuesto, tener un hijo, es igual a un éxito, lo cual es una posición completamente machista que relega a la mujer a un papel de madre en lugar de ser tratada como igual. Además, discrimina a todas las mujeres que por cualquier circunstancia no pueden o no quieren tener hijos. Si me permite usted su postura me parece hipócrita o como mínimo enmascarada- en le sentido de Nietzsche. ¿me dice que ayudar a una mujer a no matar al hijo que espera discrimina a las que no pueden tener hijos? Por otra parte describir un acto homicida como tal no estigmatiza, sencillamente ayuda a tomar la decisión correcta. Teresa Barragán. Hola José Miguel, ¿tiene derecho un enfermo terminal a conocer su situación? Si, es un derecho cuya contraparte es el médico que le atiende y también los familiares. Por supuesto existe también el denominado “derecho a no saber” aunque su delimitación se vuelve mas compleja. Emilio Almazán: Quiero preguntarle al prof. Serrano si es lícito experimentar nuevos medicamentos o terapias con seres humanos aun sabiendo que las probabilidades de éxito son escasas. Muchas gracias. La experimentación requiere unos pasos previos en animales y unos protocolos estrictos de seriedad. Pero en efecto, los tratamientos se experimentan, no hay otro remedio, en personas a partir de determinada fase y con un consentimiento informado correcto y las garantías necesarias se aplican a enfermos cuyas posibilidades de curación a través del mismo no son altas. Evidentemente la mayor parte de los debates se dan cuando se aplican a personas con capacidad de decisión disminuida. Ahí hay salvaguardas. Gabriel: ¿Cómo ve las iniciativas como la de Don Oreste Benzi, de la adopción de embriones congelados para evitar su destrucción? Se suele desaconsejar esa posibilidad, pero es difícil explicar que la moral niega a estos seres humanos su única oportunidad para desarrollarse, y propone la descongelación como única salida para ellos. ¿Qué salida les propone la moral católica? Es un tema muy debatido. La duda  de la adopción de embriones desde la perspectiva católica es  que crea una justificación “moral” de la reproducción asistida, introduciendo en ese camino a personas que en general de aceptar la doctrina no lo seguirían. Pero por ejemplo en la Academia hay pluralidad de posturas como puede verse también en el volumen “El Destino de los Embriones congelados”. Rocío Bustillo: ¿Cómo valora que varios obispos españoles aplaudan la ley del aborto que ha anunciado el gobierno de España, que establece determinados supuestos de despenalización del aborto? Dudo que la aplaudan. La aceptan como restricción a la situación vigente, insistiendo por otra parte en la Doctrina General por todos sabida. Eso me parece bien. Last Catholic. ¿Es legítimo apoyar con el voto a opciones políticas que no defienden firmemente la vida desde su concepción hasta su término natural? En principio la doctrina es clara, no. Pero el apoyo a una fuerza política tiene sus matices. Imagínese una situación de grave conflicto donde una posición apoya la libertad de ejercicio de la religión y otra fuera una especie de Kmer Rojos. ¿No apoyaría a la primera aunque no incluyese en su programa una derogación de una Ley del Aborto. Pero esto se suele dar poco y en general la participación tiene poca influencia sobre lograr un objetivo concreto. Catalán harto: ¿Cuál es la actitud de la Pontificia Academia ante casos, como los de los hospitales eclesiásticos de la archidiócesis de Barcelona, que han reconocido haber practicado abortos? La Academia no se manifiesta sobre funciones de otros organismos eclesiales, es decir, trabaja sobre la doctrina bioética pero no sustituye a la obligación de la Archidiócesis de Barcelona, de la Congregación para la Doctrina de la Fe o el gobierno normal de la Iglesia respecto a los obispos. Por supuesto afirma que los hospitales católicos no deben practicar abortos. Buenos días profesor. con frecuencia vemos como determinados religiosos o clérigos, en España me vienen a la cabeza dos casos especialmente escandalosos, hacen declaraciones públicas manifiestamente contrarias a la doctrina de la Iglesia sobre el Evangelio de la Vida. ¿Cuál debe ser el límite de la tolerancia de la Santa Sede ante esto? Bueno la Santa Sede tiene un límite de tolerancia o, si se quiere, una forma de Gobierno propia. Personalmente, probablemente por mi falta de virtud, mi límite de tolerancia es bastante menor. Chema Benit: Le pido un mensaje de esperanza… ¿Cree que lograremos erradicar el aborto? No creo que erradiquemos el aborto,  ni otras prácticas inmorales que acompañan a nuestra naturaleza caída. Creo, sin embargo, que se ha extendido en los últimos años una mayor valoración de la vida prenatal, o una mayor conciencia del valor de la vida humana en gestación por ello si soy optimista sobre la derogación de la corriente deslegalizadora (y fomentadora) del aborto que se produjo en el siglo XX.

0 comentarios en “Lea la charla digital con José Miguel Serrano
  1. Enhorabuena Infovaticana!! Es muy interesante este encuentro. También les felicito porque no han censurado preguntas «incómodas» como las de algún lector

  2. No me sorprende la pregunta «erradicar el aborto», «erradicar la pobreza». Se pueden buscar leyes justas, pero erradicar, erradicar se van a erradicar pocas cosas.

  3. Buenas respuestas ante unos temas que desgraciadamente confunden a muchos católicos hoy día. Lo políticamente correcto está arrastrando a mucha gente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles