No hay dos iguales

|

soldados de terracota Recuerdo el comentario de un cardiocirujano prestigioso que me dijo,  hace unos días,  “no hay dos corazones iguales”.  Si eso ocurre en lo material, cuánto más  se da esa variedad entre las personas. Lea el artículo de Jorge Salinas  

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles