El colegio La Vall responde a la información de Infovaticana

|

geliLos responsables del Colegio que invitó a Marina Geli a hablar a sus alumnas han confirmado la información publicada por Infovaticana, y que pueden leer aquí, pero han querido hacer una puntualización:

Sí es cierto que «el colegio La Vall fue fundado hace más de 42 años por padres católicos preocupados por la formación de sus hijos y animados por San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei».

Sí es cierto que «el colegio define su propuesta docente como inspirada en un sentido cristiano de la persona, del mundo y de la sociedad para buscar la unión coherente entre fe, pensamiento y vida, siempre respetando y promoviendo la libertad personal de cada uno en todos sus ámbitos .”

Sí es cierto que «el colegio La Vall invitó a Marina Geli a hablar a las alumnas de 16 años.»

Sí es cierto que «Marina Geli fue noticia en 2010 por promover entre los niños la masturbación, el sexo oral, el sexo anal y el aborto, además de las relaciones sexuales con adultos.»

Sí es cierto que «las alumnas de bachillerato salieron diciendo que, entre otras cosas, la ex-consejera de Salud les había explicado que estaba a favor del aborto«

Respecto a este último punto, la dirección de Institució, empresa educativa a la que pertenece el colegio, ha querido hacernos llegar esta aclaración:

La conferencia trató sobre el sistema sanitario y después de finalizar la sesión, se quedaron 4 alumnas que quisieron para hacerle algunas preguntas. Una de ellas insistió en pedirle explicaciones respecto a su postura sobre el aborto y Marina Geli le respondió que entendía y respetaba su forma de pensar pero que ella pensaba diferente.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “El colegio La Vall responde a la información de Infovaticana
  1. Añadiría al listado de «sí, es cierto» que «sí, es cierto» que con semejante historial es altamente imprudente, inexplicable e irresponsable invitar a semejante protagonista a dicho colegio.

  2. Totalmente de acuerdo ¿han hablado a esas chicas de la subsidiariedad que entiendo es un concepto clave en la gestión de la sanidad según la Doctrina Social de la Iglesia? Me jugaría lo que fuera a que esta señora no les ha hablado de eso (y seguramente nadie)

  3. Pues a mi, después de esto que nos cuentan, creo que no debieran haber invitado a esta señora a hablar de nada de la tierra ni, por supuesto del Cielo.
    Cuanto progre suelto que no sé pòr qué siempre acaban metiendo la pata.

  4. Siendo una metedura de pata integral, hemos de decir en honor a la verdad que todo ello no quita el resto de acciones buenísimas que hace este colegio y las personas que lo forman.

  5. Es una pena que el colegio no haya aprovechado esta ocasión para hacer autocrítica
    ¿Qué les cuesta decir perdón, lo hemos hecho mal, pondremos los medios para que no se repita?

  6. Me parece fenomenal que el colegio organice conferencias sobre el sistema sanitario. Pero anda que no hay personas apropiadas y coherentes con la doctrina cristiana (la que predica La Vall) para hablar a las alumnas sobre este tema

  7. La persona que invitó a la señora esta a la conferencia y la persona responsable que lo autorizó, debería dimitir. Es injustificable que se invite a este tipo de gente a colegios católicos.

  8. Por muchas vueltas que se le dé, ha sido una falta de buen criterio, que también las hay en las actitudes posmodernas y contemporizadoras de algunos miembros de la Obra, que tantísimos servicios y buenos da a la Iglesia y a la sociedad. Yo creo que merecen un tirón de orejas y nada más. Y que Dios los ilumine en otra ocasión.

  9. Claro, claro, claro,… Comprendo su deseo de quererse «lavar la imagen» después de tan pía y monumental meteruda de pata, pero a eso se le llama normalmente «meter zo… en el gallinero»

  10. Pues yo me encuentro dividido. Es verdad que esta tipa no me simpatiza, que choca bastante que la hayan invitado al colegio. Y sin embargo dio una conferencia a alumnas de bachillerato (no a crías) que se plantaron a decirle lo que pensaban del aborto.

    Sin embargo, a los hijos también hay que formarlos para que sepan discutir, debatir y entender los problemas de la cultura social actual. Y meterlos en una burbuja no ayuda nada: esta tipa puede hablar perfectamente de temas sin que ello suponga que va a manipular o a introducir su punto de vista.

  11. Sois todos unos rancios. Ánimo en este tiempo cuaresmal: menos rasgarse los vestidos y más conversión del corazón. En la plaza de San Pedro el Papa regala Misericordina, un medicamento espiritual que va bastante bien.

  12. Son mis santas hermanas, y yo las quiero mucho, tienen derecho a equivocarse. Pero son agotadoras y no hay quién las aguante. Es que son catalanas, y eso imprime carácter. ¡qué cansas son! ¡Mercé! ¿has sido tú?

  13. Todas las críticas tienen razón. En un colegio mayor con universitarias, es una pérdida de tiempo y estúpido invitar a una tía así, pero tiene un pase. Pero con bachilleres, de ningún modo. Entre otras cosas porque no les va a explicar nada sensato sobre el sistema sanitario. Han hecho mal. También es verdad que a quién tienen que pedir perdón es a los padres, no a los que estamos en este foro, salvo que haya algún padre del colegio. Y aunque el Opus Dei no es responsable de todas las chorradas que hacemos sus miembros, hay que tener la suficiente humilda para reconocer eso: que a veces hacemos chorradas y nos equivocamos. A veces no, a menudo. Ahora, el que esté sin pecado que tire la primera piedra, eso también es verdad.

  14. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Me consta que las resposables del colegio han pedido disculpas a los padres que se han quejado.
    Me parece que el tema no da más de sí.

  15. Para los que ya somos mayorcitos, 3 comentarios a los que se debe añadir VERDADERO o FALSO:

    1. En cuanto a la vinculación de la Obra con el «independiente» comité directivo del colegio: No se puede formar parte de la dirección si no eres miembro de la Prelatura.

    2. En cuanto a la labor apostólica con las almas de Marina y Pilar, tan valiosas como la tuya o la mía: Se las invita a conocer el colegio, las comes, las paseas, les llevas hasta la cocina -pasando por la capilla-, pero no me las pones a soflamar delante de las alumnas, que tendrán toda la vida para batallar contra lo que deseen, pero ahora se encuentran en periodo de formación.

    3. En cuanto a la imprudente metedura de pata: Se debe -exclusivamente- a la actitud personalista y endiosada de la directora, una persona que ha trabajado mucho y bien por el colegio, pero a la que últimamente se le ha ido la castaña, sobre todo en el asunto nacionalista, del que se nos ha vuelto -como tantos- una forofa. Además de Geli o Rahola, pasaron por La Vall, Mónica Terribas, Salvador Cardús, Vicenç Villatoro o Mercè Conesa, entre otros defensores de la independencia de Cataluña.

    Por tanto, quién ha montado la fiesta, que la pague, y si no, los que la sostienen.

    Con cariño.

  16. Nuestras hijas han estudiado en el Colegio La Vall desde Pre-escolar hasta 2º de Bachillerato. Si una cosa han aprendido es a respetar a las personas, piensen lo que piensen. Ahora estudian en la Universidad y dedican su tiempo libre a labores sociales con la infancia y a dar de comer en los comedores de la Madre Teresa de Calcuta. Allí se dan cita los pobres, los abandonados, los enfermos, los drogadictos… ¡¡¡ Muchas gracias La Vall !!!

  17. La distinción entre los errores de miembros del Opus y la institución como tal sería válida si, por ejemplo, los sacerdotes del Opus allí presentes fueran retirados del colegio después de esta metedura de pata, que, además, parece que no es la primera. Pero si siguen allí tan perennes no se ve muy bien que fundamento le queda a la distinción citada.
    Por lo que sé de dicha institución tiene como uno de sus rasgos característicos el oportunismo -o «ser pillos» que decía el fundador- y eso tiene sus ventajas pero también el inconveniente de que la identidad cristiana acaba yéndose al traste con tantos cambios de color. Recuérdes al efecto lo sucedido con la chica del Opus fallecida en una avalancha en la celebración del Halloween. Es una muestra más de los mismo: si te identificas con el mundo acabas perdiendo la identidad cristiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles