«Poned a los enfermos en el centro de las comunidades»

|

angelus

El Papa Francisco ha rezado esta mañana, como cada domingo, el Ángelus con los fieles congregados en la Plaza de San Pedro. Antes se ha referido al Evangelio de hoy, después, ha recordado que el próximo martes celebraremos la jornada mundial del enfermo. 

En una soleada mañana romana, el Papa Francisco ha rezado el Ángelus y ha dirigido unas palabras a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro.

Antes del rezo del Ángelus se ha referido al Evangelio del día, y ha recordado a los fieles que los cristianos tenemos que ser sal y luz del mundo, y que si perdemos nuestra luz, que no es nuestra sino un regalo de Dios, perdemos nuestra vocación en el mundo. El Papa Francisco recordó a todos los bautizados que “somos discípulos misioneros y estamos llamados a convertirnos en el mundo en un evangelio viviente: con una vida santa daremos ‘sabor’ en los diversos ambientes y los defenderemos de la corrupción, como hace la sal; y llevaremos la luz de Cristo con el testimonio de una caridad genuina”. “Si los cristianos pierden sabor y se apagan, su presencia pierde eficacia”, precisó el Obispo de Roma, quien invitó a todos a ser «lámparas encendidas». Después del Ángelus ha recordado que el próximo martes, 11 de febrero, celebramos la memoria de la Bienaventurada Virgen de Lourdes, y por tanto la Jornada Mundial del enfermo, y ha animado a recordar en especial a los enfermos durante esta semana: “Ocasión propicia- auguró Francisco- para colocar a las personas enfermas al centro de la comunidad, rezar por ellas y con ellas y estarles cercanos”. Además ha saludado a los organizadores y deportistas de los juegos olímpicos de Sochi.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles