Sólo el 28% de los jóvenes vizcaínos se consideran católicos, frente a un 60% de ateos

|

mario-iceta--644x362 Una encuesta encargada por la diócesis de Bilbao pone negro sobre blanco lo que para muchos es una evidencia: Mario Iceta se encontró una diócesis muerta y está haciendo lo posible por reconstruirla, de hecho el seminario ya ha roto esa tendencia y cuenta hoy con 10 seminaristas.

Del estudio, elaborado por Ikerfel a través de 1.090 contactos realizados a población en general, se desprende que sólo el 28% de los jóvenes vizcainos de entre 18 y 25 años se consideran católicos, frente a un 60% que se declaran ateos o agnósticos.

El estudio fue presentado el pasado lunes en Bilbao por Ángel María Unzueta, vicario general de la Diócesis, y David Díez Llamas, responsable de la empresa que ha elaborado el estudio. «Me llama la atención que ha salido una Iglesia con mejor imagen de la que se puede pensar en los círculos más cercanos de la comunidad cristiana«, valoró Unzueta que achacó este aspecto a que quizás tienen «una visión muy crítica«, empezando por él mismo, que creía «que la imagen podía ser más negativa».

Asimismo, la muestra destaca que más de la mitad de los vizcainos, un 54%, se consideran católicos, mientras que un 30% se declaran ateos, agnósticos o no creyentes y solo el 2% dice profesar otra religión.

En este sentido, Unzueta apuntó que la encuesta refleja que «a mayor edad, hay una mayor proporción de católicos y de católicos practicantes» y en el estudio se puede observar cómo aumenta la proporción de creyentes a partir de los 45 años, llegando al 43% de católicos practicantes los mayores de 64 años.

Por su parte, el sociólogo responsable del informe, David Díez Llamas, destacó que el estudio define a una «sociedad que atraviesa una crisis de valores y que es extremadamente individualista, lo que contrasta con los valores comunitarios de la Iglesia«. Sin embargo quiso puntualizar que cuestionada sobre «la falta de valores» o «quién debe promover esos valores, existe un vacío en sus respuestas«, concluyó.

Aunque el panorama es desolador, los frutos del trabajo pastoral del Obispo Iceta ya empiezan a salir a la luz: el seminario, que estaba prácticamente a las puertas del cierre cuando en 2010 Iceta tomó posesión de la diócesis, cuenta hoy con 10 seminaristas en una región en la que, como hemos visto, sólo un 28% de los jóvenes se declaran católicos.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles