«¡La Virgen es Madre pero no es una oficina de Correos que envia mensajes todos los días!»

|

s

En una homilía que muchos han interpretado como una referencia a Medjugorje, donde según los videntes la Virgen María se aparece frecuentemente y ya son miles los mensajes de la Virgen, el Papa Francisco ha hablado esta mañana de la búsqueda de fenómenos extraordinarios para fortalecer una fe débil.

El espíritu de curiosidad genera confusión y nos aleja del Espíritu de la sabiduría que, sin embargo, nos da paz: es lo que ha afirmado esta mañana el Papa en la Misa celebrada en la Capilla de Casa Santa Marte en el Vaticano.

La homilía del Papa comienza con el comentario sobre la primera lectura, tomada del Libro de la Sabiduría, donde se describe “el estado de ánimo del hombre y de la mujer espiritual” del verdadero cristiano y de la verdadera cristiana que viven “en la sabiduría del Espíritu Santo. Y esta sabiduría los lleva adelante con este espíritu inteligente, santo, único, múltiple, sutil”. “Este caminar en la vida con este espíritu: el espíritu de Dios, que nos ayuda a juzgar, a tomar decisiones según el corazón de Dios. Y este espíritu nos da paz ¡siempre! Es el espíritu de paz, espíritu de amor, espíritu de fraternidad. Y la santidad es esto exactamente. Lo que Dios le pide a Abraham: ‘Camina en mi presencia y sé irreprensible’, es esto: esta paz. Ir bajo la inspiración del Espíritu Santo y de esta sabiduría. Y el hombre y la mujer que caminan así, se puede decir que son un hombre o una mujer sabios. Un hombre sabio y una mujer sabia, porque se mueven bajo la inspiración de la paciencia de Dios”. Pero en el Evangelio, destaca el Papa, “nos encontramos ante otro espíritu, contrario a esta sabiduría de Dios: el espíritu de curiosidad”. “Es cuando nosotros nos adueñamos de los proyectos de Dios, del futuro, de las cosas; conocer todo, tomar todo en la mano… los fariseos preguntaron a Jesús: ‘¿Cuándo vendrá el Reino de Dios?’ ¡Curiosos! Querían conocer la fecha, el día… el espíritu de curiosidad nos aleja del Espíritu de la Sabiduría, porque solo les interesa los detalles, las noticias, las pequeñas noticias de cada día. O ¿cómo se hará esto? Es el ‘cómo’: ¡el espíritu del ‘cómo’! Y el espíritu de la curiosidad no es un buen espíritu: es el espíritu de la dispersión, del alejarse de Dios, el espíritu del hablar demasiado. Jesús viene a decirnos una cosa interesante: este espíritu de curiosidad, que es mundano, nos lleva a la confusión”. La curiosidad, prosigue el Pontífice, nos empuja a querer escuchar que el Señor está aquí o allí, o nos hace decir: “pero yo conozco un vidente, una vidente que recibe cartas de la Virgen, mensajes de la Virgen”. El Papa comenta: “Mira, ¡la Virgen es Madre! Y nos ama a todos nosotros. Pero no es una oficina de Correos, para enviar mensajes todos los días”. “Estas novedades –afirma- alejan del Evangelio, alejan del Espíritu Santo, alejan de la paz y de la sabiduría, de la gloria de Dios, de la belleza de Dios”. Porque “Jesús dice que el Reino de Dios no llega en un modo que llama la atención: llega en la sabiduría”. “¡El Reino de Dios está en medio de vosotros!”, dice Jesús, y “esta acción del Espíritu Santo, es la que nos da la sabiduría, nos da la paz. El Reino de Dios no viene en la confusión. Dios no habló al profeta Elías en el viento, en la tormenta” sino que “habló en la suave brisa, la brisa de la sabiduría”. “Así Santa Teresita, Santa Teresa del Niño Jesús, decía que ella se debía detener siempre ante el espíritu de la curiosidad. Cuando hablaba otra monja o contaba una historia, algo de la familia, de la gente, y dejaba el tema a mitad y pasaba a otro y ella quería saber cómo terminaba la primera historia. Pero sentía que esto no era el Espíritu de Dios, porque era un espíritu de dispersión, de curiosidad. El Reino de Dios está en medio de nosotros: no busquéis cosas extrañas, no busquéis novedades con esta curiosidad mundana. Dejemos que el Espíritu nos lleve hacia delante, con esta sabiduría que es una brisa suave. Este es el Espíritu del Reino de Dios, del que nos habla Jesús. Así sea”.

Fuente: aleteia  

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “«¡La Virgen es Madre pero no es una oficina de Correos que envia mensajes todos los días!»
  1. El Papa no mencionó ninguna aparición de la Virgen en particular ni las de Medjugorje. La homilía hace referencia a una actitud de los creyentes movidos por el mal espíritu de curiosidad que se opone al espíritu de Sabiduría. No sólo mencionó el atender rumores de apariciones de la Virgen sino el seguir noticias de aquí y de allá, estar disperso en las pequeñeces del día a día.

  2. . Las resoluciones que niegan la sobrenaturalidad de las apariciones efectuadas por los obispos y por la Congregación sobre la Doctrina de la Fe, así como los comentarios personales del Papa, son magisterio privado, y por tanto, se pueden equivocar, errar, son falibes, errables, y por tanto, impugnables por los laicos y consagrados y, por tanto, revisables y revocables.

    a) http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19740525_signora-amsterdam_sp.html

    … y su rectificación:

    http://www.corazones.org/maria/todoslos_pueblos_nrasenora.htm

    b) http://www.cathinfo.com/catholic.php?a=topic&t=19861

    … y su rectificación:

    http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19780415_kowalska_sp.html

    También:

    NUESTRA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS
    http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19740525_signora-amsterdam_sp.html
    http://www.corazones.org/maria/todoslos_pueblos_nrasenora.htm

    DIVINA MISERICORDIA:
    http://www.cathinfo.com/catholic.php?a=topic&t=19861
    http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19780415_kowalska_sp.html

    2. Cuando el Papa aprueba como sobrenaturales unas apariciones, entonces está asentando una verdad católica definitiva, tal como las canonizaciones de los santos.

    En efecto, cuando Juan Pablo II canonizó y reconoció las apariciones y mensajes crísticos de Sor Faustina Kowalska, aprobando además la Fiesta de la Divina Misericordia en un domingo, o por ejemplo, cuando los Papas aprobaron las apariciones marianas y dieron un prefacio propio de la misa propio para las apariciones de Guadalupe, Lurdes y Fátima, todo ello implica que el Papa NO se puede equivocar, es infalible (al canonizar o al aprobar apariciones que además aparecen en la misa), y ningún católico puede negar una canonización o aparición crística o mariana aprobada por el Papa, de lo contrario, se apartaría de la plena fe católica al afirmar que el Papa se equivocó al canonizar o aprobar una aparición: se aprueba el vidente, la aparición y el mensaje, todo íntegro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles