«¡Felices esos servidores, que el amo, cuando llegue, hallará velando! En verdad, os lo digo, él se ceñirá, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirles.»

|

image002

22 de Octubre de 2013 Evangelio según San Lucas, capítulo 12, versículos del 35 al 38 PARABOLA DE LOS SERVIDORES VIGILANTES «Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas.  Y sed semejantes a hombres que aguardan a su amo a su regreso de las bodas, a fin de que, cuando Él llegue y golpee, le abran en seguida. ¡Felices esos servidores, que el amo, cuando llegue, hallará velando! En verdad, os lo digo, él se ceñirá, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirles.  Y si llega a la segunda vela, o a la tercera, y así los hallare, ¡felices de ellos!

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles