Infovaticana
1 Minuto

¿Es la de Putin una “guerra santa”?

franciscopou
15 diciembre, 2015

Putin3 ¿Se imaginan a un líder europeo (si se puede remotamente hablar así) en una foto rezando entre el publico?  ¿Rajoy, Hollande…? ¿Puede haber mayor “incorrección” europea que decir que se cree en algo o alguien? No para Putin. Hizo una brillante carrera como oficial de la KGB destinado a Alemania del Este. Se le acusa de haber liquidado a sus oponentes políticos. En S. Petersburgo, su ciudad natal, un busto lo muestra como un emperador romano. Aparece en iconos como un santo. La Iglesia Ortodoxa Rusa lo muestra de hecho como un santo y Kiril l lo muestra como “un milagro de Dios”. En sus discursos el propio Putin se presenta como defensor de los valores cristianos, abandonados por una “degenerada generación europea”. Lidera una “guerra santa” contra el estado islámico ISIS. De hecho  ha sido la única oposición contra un  ISIS que está acabando con las poblaciones cristiana milenarias  en Siria, dejando un reguero de sangre de mártires a diario.   Sion embargo, Putin se propone conservar a al-Assad en el poder. De hecho, el 90% de los bombardeos rusos en Siria en Septiembre iban contra los rebeldes sirios enemigos de Assad. Un régimen que, para más complicaciones, es el objetivo militar de las leves incursiones de los países europeos en el conflicto.   De hecho, los cristianos en Siria (también en Líbano) están divididos acerca del “bando” de Putin. No se puede generalizar. La iglesia ortodoxa de Líbano lo presenta como  el “monstruo” ruso.   Sin embargo sería muy peligroso generalizar sobre los cristianos sirios, igual que lo es hacerlo sobre los musulmanes sirios.  Muchos de ellos añoran el respeto  y tolerancia que recibieron bajo el régimen autoritario de Assad. Otros se han aliado con los kurdos y con los rebeldes en la lucha. Según The Economist, los ortodoxos libaneses están en una posición mucho más débil que los católicos maronistas: están vistos como “más árabes” y no quieren enemistarse con sus vecinos sunies apoyando a Putin. En Europa los observadores se refieren a Putin como “la más seria amenaza para la paz mundial desde Hitler” o, en el otro extremo, como  el “único liderazgo real con valores frente a la decadencia moral de Europa”. Todo depende de su orientación. ¿Quién tiene razón? Putin declara sin disimulo su conversión al cristianismo tras su pasado al servicio del régimen soviético. Para muchos observadores en Moscú es cierto. Pero, para los mismos observadores, para Putin ser auténticamente ruso significa ser cristiano ortodoxo. Bajo los zares, el liderazgo religioso era parte indisoluble de su liderazgo nacional y muchos intelectuales rusos Putin está liderando un camino sólido frente a la ideología blanda, individualista, degenerada incluso que muchos rusos ven en Europa. No es fácil en un minuto juzgar la autenticidad del propósito de Putin en Siria y, en general en Oriente Medio. Probablemente piensa en una “guerra santa rusa”. Probablemente, en la defensa de Assad algunos vean protección para las minorías cristianas decapitadas ya en Irak y Siria. Pero, sin duda, Putin está desarrollando una acción expansiva del nacionalismo ruso llevando su influencia desde Ucrania hasta Bagdad. Y para Putin es una pieza fundamental en alguien que puede verse, sí, como “la esperanza de la civilización”, pero también como el que está llamado a ser el líder del renacimiento de Rusia como potencia influyente en el mundo, y al frente de un país donde el asesinato político y la corrupción siguen oprimiendo al sufrido pueblo ruso. Francisco Pou. Catholic Herald y The Economist.

franciscopou

Periodista colaborador en TV, Prensa, Radio y on-line, ha dirigido diversas editoriales en España y USA, como Planeta deAgostini, dedicándose al marketing editorial y de contenidos en la nueva nube digital.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.